Análisis del discurso presidencial

Análisis del discurso presidencial

Hace unos días el Presidente Mauricio Macri generaba uno de los discursos más importantes desde que asumió. Tuvo como objetivo calmar la incertidumbre financiera aunque inmediatamente después se desató una corrida cambiaria que elevó el dólar de 32 a casi 40 pesos.

  • Fueron 193 palabras
  • 5 párrafos
  • 2 minutos y 26 segundos.

En su contenido, explicitaba la falta de confianza que reinaba en el país y anunciaba un nuevo acuerdo con el FMI.

  • Las palabras más usadas fueron: Financiamiento y confianza
  • Las más negativas: Incertidumbre, esfuerzo, angustia y preocupación
  • Las más positivas: Juntos, verdad y avance
  • El sentimiento predominante: Preocupación y malestar
  • El Tono general del mensaje: Negativo
  • El objetivo del mensaje fue generar tranquilidad y calma.
  • Cierre: Positivo

La intención general de Macri y su equipo fue clara:

  • Dar la cara, estar presente como piloto de tormenta
  • Explicar que habría que hacer esfuerzos
  • Dar un mensaje esperanzador de unión.

No fue suficiente.

Análisis

El tono medido, positivo pero prudente con el que fueron ganando distintas elecciones con el PRO y luego con CAMBIEMOS, no es lo que se requiere para afrontar momentos de crisis. Se necesitan gestos entendibles con facilidad, acciones palpables, decisiones claras. En definitiva ser contundentes y no subestimar el contenido político del mensaje

En este caso, se pareció más a un mensaje publicitario de campaña electoral al estilo: “Juntos podemos” que a una enumeración concluyente de las medidas que se tomarían.

Fue demasiado pobre, cito: “hemos acordado con el Fondo Monetario Internacional adelantar todos los fondos necesarios para garantizar el cumplimiento del programa financiero del año próximo”

Si bien intenta explicar, muestra una desviación hacia un tercero no explicitado formalmente: “Esta decisión apunta a eliminar cualquier incertidumbre que se hubiera generado ante el empeoramiento del contexto internacional

Asume que el camino elegido fue el equivocado: retomar el sendero de crecimiento lo antes posible” y encima solicita más esfuerzo: “De nuestra parte, acompañaremos este apoyo con los esfuerzos fiscales necesarios, trabajo en el que venimos avanzando muy bien”

Reconoce y entiende que la ciudadanía está sufriendo “estas situaciones tormentosas generan angustia y preocupación en muchos de ustedes, lo sé”, y toma el riesgo y la responsabilidad de velar por todos: “pero sepan que estoy tomando todas decisiones necesarias para cuidarlos”

Demuestra sus limitaciones como líder en dos frases que llamaron la atención: “estamos haciendo todo lo que está a nuestro alcance para salir adelante” y “entendiendo que no hay atajos mágicos

Y termina con un intento de generar optimismo dentro del tono negativo global: “Sabemos de lo que somos capaces cuando nos proponemos hacer juntos algo importante. Juntos.”

Palabras y hechos

Más allá de las habilidades discursivas del Presidente, es importante entender que las situaciones de crisis no se navegan con frases solamente. Lo comunicacional es una gran herramienta para explicar acciones, planes, estrategias y decisiones. No se matizan los hechos con los dichos. Y elegir una errada estrategia de comunicación puede llevar a desencadenar acciones no deseadas, como sucedió en este caso.

Los discursos políticos pueden analizarse de muchas maneras y en cada caso habrá datos a tener en cuenta, que aportarán información valiosa para su estudio. Sin embargo hay una pregunta clave: ¿Era el momento para colocar al Presidente en el frente de batalla? Da la sensación que no.

Con el diario del Lunes parece haberse usado al jugador más importante del equipo, sin los instrumentos necesarios para que su mensaje sea apreciado. Como si su sola presencia desplegaría paz y tranquilidad cual líder religioso

La oposición atacó diciendo: “Quisieron ponerlo como garantía, le dijeron: Poné la cara, no importa lo que digas, con eso va a estar bien”. “Desaprovecharon la oportunidad de decir algo que importe”. “Siguieron haciendo publicidad”

El “manual” de la comunicación de crisis dice:

  • Producir un abordaje global (gestos, decisiones y hechos)
  • Comunicar con constancia, para explicar constantemente las medidas adoptadas
  • Simpleza en lo que se explica
  • Establecer un recorrido de corto plazo y explicitar los pasos que se irán dando con claridad

Si no hay precisiones, mejor no hablar.

 

Finalmente

La comunicación no se trata solo de palabras. Tomar a la crisis sin una estrategia general, puede traer serias consecuencias.

Pensar que el manejo de una situación de tensión se puede aflojar con algunas oraciones que maticen los hechos es un error común, pero siempre doloroso.

 



Chat Online | 24hs