Las estrategias de campaña de cada candidato

Las estrategias de campaña de cada candidato

Por Gabriel Slavinsky

Han pasado muchas cosas en los últimos 24 meses. 2 años de emociones violentas y oscilación en el humor popular.

En 2017, las elecciones las ganó Cambiemos lo que le dio el empuje para hacer reformas de diferentes tipos y comenzar con un ajuste de tarifas más pronunciado. Comenzaron los presos K, que hacia Diciembre, llegaron a ser 23.

El PJ como partido quedó desorientado y casi a la deriva. Un tiempo después buscaban nombres para que haya 2019, pero era más un grito aislado o un ruego esperanzador.

Luego, el caso Maldonado, el del correo, la renuncia de Gils Carbó, la marcha del 1A, el 2×1. Y más: tema aborto, marchas y contra marchas de pañuelos verdes vs. celestes, los cuadernos o las fotocopias de ellos, los aportantes truchos, el Ara San Juan, la falta de confianza que declaró el Presidente desde Olivos, la suba del dólar, el acuerdo con el FMI, los aumentos, el G20, las armas Taser…

Y ahora… Maduro, Bolsonaro, los desdoblamientos, Massa en Mar del Plata… ¿Lavagna en Junio? Y, finalmente el mensaje de los 60 años de Macri por Facebook.

La realidad política argentina es siempre compleja de abordar, presenta múltiples factores para el análisis. Veamos las estrategias de cada espacio.

Cambiemos
El candidato oficialista que también es Presidente ha podido marcar la cancha y mostrar que la batalla electoral será en conjunto, confirmado que no se desdobla en Provincia y Ciudad de Buenos Aires, el equipo que ha ganado partidos anteriores no se toca. “Juntos es mejor” o “Haciendo lo que hay que hacer” dicen sus eslóganes y ahora es el momento de aplicarlos internamente.

La comunicación de la gestión no tiene grandes sobresaltos. Horacio Rodríguez Larreta sigue marcando la línea, muestra gestión, promociona charlas, encuentros y acciones que tiendan a despertar el interés de los vecinos. Lo que se conoce como participación ciudadana. Vidal y Macri con estilos diferentes. La gobernadora cercana en las redes y con aplomo en la TV, parecen ser la ratificación de su identidad “Ésa es la Vidal que queremos” explican desde Duranbarbismo.

Los tres líderes publicando en redes sociales muchos videos, buenas producciones y correctos armados de mensajes digitales, con constantes difusiones de obras públicas, conversaciones amigables con vecinos y recorridas de espacios públicos es la táctica digital. Muy diferente a lo que trasciende en la prensa escrita, radial o televisiva, en donde aparece más preponderantemente las temáticas coyunturales, como la economía, la inseguridad o la corrupción.

Macri sorprendió con un video íntimo. Por sus 60 años. Pareció decirle al mundo: “Yo también sufro lo que uds.” criticable por un lado, empático por el otro. Busco identificarse con su electorado, acercarse a los “normales”; polémica decisión, pero sin dudas original.

Cambiemos cree que una de sus fortalezas es el manejo de los tiempos de la campaña. Será prudencia hasta el hartazgo y bombardeo final en los últimos 60 días. Si la realidad no pega otro golpe, podrán mantener el rumbo hacia la partida final, en lo que todos pensamos que sucederá en los 2 meses previos al 24 de Noviembre. Nada de luz al final del túnel, ni segundo semestre… más sensatez que nunca.

El dato negativo: ningún presidente fue a buscar su reelección con un porcentaje tan bajo de aprobación en la gestión.

Unidad Ciudadana
Silencio es la palabra que describe el momento actual de Cristina Fernández de Kirchner. El mutismo es un mensaje que parece decir: “Uds. hagan, equivóquense, aquí estoy yo para cosechar y seguir creciendo en la intención de votos”. Jugar al error ajeno también es un arte, porque la ex presidenta tiene muchos recursos para trenzarse en una batalla directa: lengua filosa, apoyos fuertes, núcleo duro, militancia, soportes políticos envidiables para cualquier fuerza electoral. CFK elige y prefiere callar.

La estrategia volver a sentarse en el sillón de Rivadavia es no apresurarse a mirar al 24 de noviembre. Hay muchos meses que caminar, demasiadas escalas hacia el destino final. Presupone que el solo hecho de estar en una segunda vuelta, produciría la rotura del techo de cristal que no podría perforar según muchos analistas y encuestadores. Las filtraciones al 30% vendrían desde variados sectores (Peronismo del interior, ex compañeros, acérrimos archienemigos de Macri, entre otros). Se sabe que para un peronista nada mejor que otro peronista y quizá se mejor opción que el macrismo por 4 años más.

Es una batalla épica, porque si no hay un cargo importante para Cristina podría haber muchas circunstancias judiciales incomodas. La Justicia, a veces, “condena” al perdedor político.

Dejar pasar el tiempo, también confunde al rival: ¿Cristina va a Provincia? ¿Se baja y se une con los muchachos? Aún hay tiempo para maniobras y rearmados. El apuro no es buen consejero en estos casos. La ex presidenta lo sabe muy bien.

El dato negativo: desde 2011 que no triunfa en una elección relevante.

Alternativa Federal
Sergio Massa fue a mostrar fuerza en Mar del Plata, no lo logró. Convocó a su espacio diverso, con variadas figuras. Gobernadores, legisladores y otros dirigentes, pero Juan Manuel Urtubey tuvo que volver a Salta por una crecida del Río Pilcomayo, Lavagna se quedó en su casa pero grabó un mensaje.

Su discurso de 10 minutos, fue un típico mensaje de lanzamiento de campaña que transitó, por un lado, en variados agradecimientos que se llevaron el 40% del tiempo, sumado a los tradicionales lugares comunes como: “Tenemos que hacer esto, apostemos a la educación, miremos el futuro, nos lo merecemos” Buscó ganar complicidad y emoción hacia el final con frases como “Estamos de rodillas, pongámonos de pie… hay que animarse… hay una alternativa”. En general fue un alegato desconectado y desordenado.

El candidato sufre las consecuencias de varias oscilaciones como la de pasar de Frente Renovador a 1PAÍS y ahora Alternativa Federal, con varias modificaciones en la propuesta, en el mensaje y en los integrantes del frente electoral.

La ancha avenida del medio fue un pasillo en el que cupieron pocos.

Hoy el ataque es hacia el ajuste, las tarifas, la inflación y Cambiemos en general. No hay alusiones a la corrupción del pasado (frase con la que se refería al Kirchnerismo).

Massa sabe que es el tercero y depende para llegar a la meta de muchos resultados.

Lavagna es otro de los jugadores que teje mientras pasa el tiempo. Evalúa ser el candidato de “todos”, el salvador… aclamado por las mayorías. Los acuerdos de gobernabilidad y estabilidad que pretende para ser “el hombre”, son más de Noruega o Finlandia, pero no deja de ser una apuesta que ojalá suceda en nuestro país.

El dato negativo: por ahora los números de las encuestas no ayudan.

En definitiva
Macri tuvo tres deseos en el día que cumplió 60 años. Pidió que no haya grandes alteraciones en la realidad económica del país, que Lavagna no logre congeniar con el pacto general que congregue al peronismo y que no haya amistad forzada entre CFK y Massa.

Cristina buscará marcar que no hay lógica alguna de que una dirigente con un 30% de intención de votos deba bajarse de una carrera presidencial, cuando el peronista que sigue tiene 20 puntos menos. Le pediría a cualquier peronista que no se entrometa en una guerra que tiene a ella y a Macri en el cuadrilátero.

Massa intentará que CFK se baje para que el peronismo se encolumne detrás de él, le explicará que no puede ganar en segunda vuelta, que los votantes no vuelven al pasado y que es necesario un gobierno peronista.



×

Hello!

Click one of our representatives below to chat on WhatsApp or send us an email to andres@propaganda6.com.ar

× Chat Online | 24hs